Isabel
Gomila

Fashion Designer

Nací en un pueblo perdido del norte de Holanda llamado Leeuwarden, conocido por la elaboración de una gran variedad de quesos. Nada demasiado excitante pero el marco perfecto para vivir una infancia muy feliz. Mi madre es holandesa y mi padre mallorquín, imagino que de él he heredado mi pasión por las islas. Muy jovencita me mudé a vivir a Mallorca buscando el buen tiempo, la playa y el sol. Allí viví muchísimos años hasta que Barcelona me robó el corazón.

Mi curiosidad y pasión por la moda es algo innato y que ha estado siempre dentro de mí, pero no fue hasta los diecisiete años cuando empecé a interesarme más seriamente. Para ser honesta, en mi familia no se cosía mucho. Mi madre apenas hacía algo de ganchillo, así que no creo que mi amor por la moda me venga de ella.

Cuando en mi adolescencia la cadena Mtv empezó a emitir videoclips me decidí estudiar en una escuela. Recuerdo no prestar demasiada atención a la técnica, yo sólo tenía en mente crear modelitos como los que llevaban las cantantes famosas y poder lucirlos durante el fin de semana. En  aquel entonces en mi pueblo era imposible tener acceso a cierto tipo de ropa.

Así empezó todo, haciéndome ropa para salir con mis amigas y, una vez en Palma de Mallorca, para trabajar como gogó en discotecas. Fue entonces cuando conocí a José Miró. Nuestra pasión por el universo Dune y la ciencia ficción nos unió enseguida. Él estaba recién llegado de haber trabajado con Thierry Mugler en París y estaba empezando a crear sus propias colecciones. Me ofrecí ayudarle a cambio de que me enseñara todo lo que sabía y se convirtiera en mi maestro.

Para mí la moda es un canal de expresión de mis gustos y personalidad. Crear es tener poder, creo que todo lo que esté relacionado con la creación lo tiene, porque consigues que algo que nace de tu interior se convierta en algo visual y tangible para los demás. Nunca me ha gustado seguir las reglas ni que me digan lo que tengo que hacer. Crear mi propia ropa me hace sentir libre. Es mi espacio, mi refugio y mi liberación. En un mundo lleno de reglas es mi burbuja de libertad, donde dejo volar a mi imaginación y mi creatividad.

Tras la maravillosa experiencia de pasar por el concurso Maestros de la Costura he decidido lanzar mi propia marca formada por dos líneas diferenciadas. Isabel Gomila, más elegante y sofisticada, y con ese sello futurista que me caracteriza. Para una mujer tan sexy y atrevida como elegante y empoderada. Ropa hecha a medida, cosida mayormente a mano y sobre todo exclusiva para mis clientas. Y por otro lado R33, más juvenil, desenfada y discotequera. Ideal para rompe pistas que quieren brillar y disfrutar de la alegría de la noche.

info@isabelgomila.com